Temperaturas aceleran proceso de madurez del mango

Martes, Marzo 29, 2016

Máximo Guzmán López, jefe del Departamento de Desarrollo Rural, informó que a raíz de las primeras lluvias registradas en la zona las temperaturas empezaron a incrementarse y provocaron un acelere en la maduración de la fruta y, en consecuencia, se redujo el tiempo de espera para el corte o bien su comercialización.

 

"Estamos teniendo en las huertas un acelere increíble en la maduración porque el suelo está muy caliente y las lluvias no han sido constantes. Ahorita muchos productores andan preocupados porque el mango se les está cayendo de maduro y a marchas forzadas andan buscando donde acomodarlo, aunque lo más probable es que no alcance a sacarse toda", dijo.

 

Indicó que todas las variedades presentaron durante la temporada problemas para comercializarse, sin embargo los productores tenían la esperanza de que las cosas mejoraran con la variedad Keith, pero el resultado está siendo el mismo.

 

Señaló que la variedad Keith es la que predomina en el municipio al contabilizar una superficie de alrededor de 6.500 hectáreas de las que se producen aproximadamente 20.000 toneladas y que debido a las condiciones del clima existe el riesgo de que por lo menos el 50 por ciento se pierdan.

 

La maduración del mango es un problema notable en la mayoría de los huertos, en algunos no se ha cortado un solo árbol y, sin embargo, el suelo se encuentra tapizado de fruta, algunas en estado de putrefacción, otras en proceso de desprenderse.

 

Según el balance del funcionario municipal, existen por lo menos 10.000 toneladas dispersas en el suelo. Sin embargo, de mantenerse las mismas condiciones en la zona, existe la probabilidad de que se sumen por lo menos 5.000 toneladas más.

 

A escasas semanas de terminar la temporada de cosecha del mango, el funcionario mencionó que el resultado hasta ahora no ha sido el esperado, ya que desde que empezó vino arrastrando una serie de situaciones adversas para el productor y que afecta a su economía.

 

Y es que uno de los problemas, indicó, es que en el municipio, al igual que en otros lugares, los productores recurren a créditos con bancos y agiotistas para mantener sus huertas y debido al resultado hasta ahora tenido estos quedarán endeudados y sin probabilidades de subsanarlos.

 

Otro de los problemas, señaló, es lo concerniente a la generación de empleos, ya que la falta de calidad está provocando el cierre de empaques, lo que equivale a más personas desempleadas.

 

"El municipio está teniendo una situación muy difícil por el resultado de la temporada de mango, que ha sido muy mala en todos los sentidos; no tuvimos precio, no hubo calidad, el tiempo que se presentó desde un inicio, la sequía. Hubo muchos factores y lo lamentable es que a todos afecta", dijo.

 

Mencionó que uno de los proyectos que traerá mejoras al sector manguero es la construcción de la Presa Santa María, ya que esto permitirá irrigar los huertos de mango y, en consecuencia, tendrán mayor resistencia para soportar las condiciones meteorológicas.

 

Riesgo fitosanitario
El que parte de la producción del mango esté terminando en el suelo representa un riesgo para la fitosanidad del municipio, principalmente para la presencia de la mosca de la fruta, manifestó Máximo Guzmán López.

 

Indicó que una de las recomendaciones que se hace a los productores es que construyan una fosa para depositar el mango caído. Sin embargo, la mala situación económica con la que atraviesan difícilmente podrá costear dichos gastos.



Share